CIRUGÍA
PLÁSTICA
FACIAL

Una imagen vale más que mil palabras… 

Muchas personas no se encuentran satisfechas con su propia imagen, ya sea por genética, malformaciones de nacimiento o producto de accidentes. En muchas ocasiones, estas anomalías estéticas pueden ir acompañadas de algunas alteraciones funcionales por lo que no es raro que una nariz torcida no respire bien, que unos párpados caídos puedan disminuir el campo visual o que una alteración estética produzca un trastorno psicológico o una mala adaptación social.

 

La cirugía plástica facial consigue resultados asombrosos, pudiéndose mejorar tanto el problema estético como el funcional.  


atrás
adelante